Para finalizar el año, escogimos un viaje de desconexión total, adentrandonos en el desierto y conociendo la fascinante cultura marroquí